Continúa agravándose la situación laboral de cientos de trabajadores en los medios de comunicación

Apr 20

Continúa agravándose la situación laboral de cientos de trabajadores en los medios de comunicación

El CDC de la APU presenta aquí su Tercer Informe del Monitoreo de la situación laboral de trabajadores/as de la comunicación en todos sus ámbitos, en todo el país.

Lamentablemente, la situación de crisis generada por la pandemia del coronavirus continúa agravándose, con durísimo impacto sobre cientos de trabajadores/as de varios medios de comunicación y empresas de Televisión para Abonados.

El diario El Observador dejó de editarse en papel, salvo los días sábados, y ha resuelto el despido de 11 trabajadores (6 en forma definitiva y 5 en forma parcial, con reducción horaria), más 7 trabajadores enviados al seguro de paro (1 en forma total y 6 en forma parcial), a lo que se suman dificultades para el cobro de los haberes del mes de marzo.

En el caso de el diario El País se resolvió aplicar el seguro de paro especial por coronavirus a más de 90 trabajadores.

En el semanario Búsqueda y la revista Galería, sus accionistas resolvieron el envío del 100% de su plantilla laboral (salvo alguna excepción) al seguro de paro especial por el lapso de un mes, utilizando el beneficio que se otorgó por parte del gobierno para atender el impacto del coronavirus.

Mencionamos específicamente estas situaciones porque son, sin dudas, las que muestran con mayor crudeza las graves consecuencias de toda esta crisis, por el impacto que significan para todo nuestro sector de actividad.

Otro caso que queremos mencionar específicamente es el de los trabajadores domiciliarios de la empresa Equital, de Televisión para Abonados, que evitaron los envíos al seguro de paro, aceptando realizar todas las tareas que les encomienden, en desconocimiento de lo acordado por la Comisión de Seguridad e Higiene que había establecido que sólo se debía ingresar a los domicilios en casos de extrema necesidad, es decir sin señal total.

Cuando fueron notificados que algunos de ellos iban a ser enviados al seguro de paro, propusieron – por fuera del sindicato – realizar todas las tareas a cambio de que no se enviara a ninguno al seguro de paro.

Esta propuesta fue rápidamente aceptada por la empresa, dejando al descubierto que el verdadero motivo no es económico, sin importar las recomendaciones del gobierno y las autoridades sanitarias.

A todo esto y a lo ya manejado en los dos informes anteriores, se deben agregar más de 50 envíos a seguro de paro en televisión abierta y una cifra similar en televisión por cable y varias decenas de trabajadores/as que han seguido la misma mala suerte en radios de Montevideo y del interior del país.

Nuestro sindicato quiere señalar que esta grave realidad que están viviendo nuestros compañeros/as no sólo tiene impacto sobre la situación laboral y familiar particular, sino que también incide muy negativamente sobre la calidad de la información que se proporciona a la sociedad en un momento en el que justamente más se necesita para contrarrestar el fenómeno de las fake news que ha cobrado inusitada fuerza en las redes sociales.

CONSEJO DIRECTIVO CENTRAL
ASOCIACIÓN DE LA PRENSA URUGUAYA