• apu@apu.com
  • +598 2901 3695
  • San José 1330, esquina Ejido

Noticias APU

Bruselas, 28 de mayo de 2018. - Docenas de delegadas de la conferencia del Consejo de Género de la FIP – desde Asia hasta Oriente Medio, pasando por las Américas y Europa– han llamado a la acción para abordar la violencia, la pobreza y la discriminación que enfrentan las mujeres en todo el mundo.

Reunidas en Santander, España, el 25 y 26 de mayo, las delegadas han condenado:

• La violencia y el acoso que sufren las mujeres periodistas en todo el mundo. Las estadísticas de la FIP demuestran que al menos 1 de cada 2 periodistas ha sufrido acoso sexual, abuso psicológico, trolling en línea y otras formas de abusos contra los derechos humanos.

• La brecha salarial de género, que es una realidad en todos los continentes, y que no solo afecta a las mujeres a lo largo de su vida laboral, sino también en su reajuste.

• Las condiciones laborales cada vez más precarias a las que se enfrentan las mujeres periodistas, especialmente las que se ven obligadas a trabajar sin contratos, carecen de protección social, pensiones, vacaciones pagadas y otros beneficios sociales.

• La discriminación, incluidos los factores políticos, legales, culturales, raciales y sociales que enfrentan las mujeres periodistas en sus carreras y comunidades, y que las empobrecen.

Las delegadas han instado a los sindicatos y asociaciones de periodistas a crear un movimiento global de solidaridad para desarrollar una respuesta colectiva a estos asuntos, incluyendo movilizaciones industriales, políticas y en el lugar de trabajo.

 

También demandaron:

• Leyes más estrictas sobre la igualdad de remuneración y la igualdad de derechos, que deben ser integrales y disponer de los recursos suficientes para poder ser enteramente reforzadas e implementadas.

• Un salario igual para trabajos iguales.

• El final al techo de cristal.

• Acabar con la precariedad y condiciones de trabajo decentes para todas las mujeres.

• Que los estados tomen medidas urgentes para hacer cumplir las leyes sobre violencia de género en todas sus formas y que los empleadores asuman su responsabilidad relativa a la seguridad de las mujeres periodistas.

• Introducir o hacer cumplir leyes que aborden el acoso sexual.

Las delegadas también prometieron que seguirán promocionando la transversalización de género en todas las actividades, conferencias y eventos de la FIP; trabajando para continuar desarrollando la presencia y participación de mujeres periodistas en los sindicatos y asociaciones de periodistas y por último, pidiendo una representación equitativa, también en las posiciones de liderazgo.

También adoptaron un plan de acción que incluye la creación de campañas y protestas más fuertes contra el ciberacoso, la corrupción y en defensa del periodismo de investigación.

 

Otras acciones clave pasan por:

• Desarrollar y mejorar las comunicaciones internas y externas de la FIP para garantizar el intercambio de experiencias, el desarrollo de redes de solidaridad y la sensibilización sobre cuestiones y derechos de género.

• Organizar capacitación, incluida la capacitación de instructores, para sensibilizar a las mujeres y los activistas sindicales acerca de sus derechos.

• Desarrollar relaciones con los socios en el movimiento sindical mundial especialmente con UNI Mujeres y dentro del sistema de la OIT y de las Naciones Unidas.

• Mejorar las acciones de solidaridad con las sindicalistas y activistas de la libertad de medios que enfrentan la persecución.

• Llevar a cabo más investigaciones sobre las condiciones laborales y la representación.

• Continuar trabajando junto con el movimiento sindical mundial para un convenio de la OIT contra la violencia de género en el trabajo e involucrar a los afiliados en el cabildeo para asegurar dicha convención.

• Actuar para apoyar el periodismo ético con una perspectiva de género y abordar los estereotipos de género, la objetivación y la atribución de la culpa a las víctimas.

La conferencia, organizada por el afiliado español de la FIP FAPE, fue inaugurada por Gema Igual, alcaldesa de Santander, y contó con la participación de mujeres periodistas de Paquistán, Kuwait, Rusia, Italia, Reino Unido, España y Perú, entre otros.

 

COMUNICADO DE PRENSA: Federación Internacional de Periodistas (FIP)Federación Internacional de Periodistas (FIP)

A LA OPINION PUBLICA

Los medios escritos uruguayos –y en particular los que se imprimen en Montevideo– pasan por un difícil momento. Los trabajadores somos conscientes de ese problema y hemos actuado de manera responsable en los Consejos de Salarios para preservar puestos de trabajo, aunque eso vaya en detrimento de aumentos sustanciales de nuestros sueldos.

Hemos planteado la necesidad de trabajar junto a los empresarios para la formación de los trabajadores y su adaptación a las nuevas tecnologías. Nunca nos respondieron.

Reclamamos y acordamos en el Ministerio de Trabajo que cada vez que una empresa fuera a reducir el personal se entablara una negociación con los trabajadores. Esta medida se aplicó solo en un caso. En otro se violó de manera flagrante.

Hemos solicitado más de una vez reuniones con la patronal para discutir sobre el futuro de los medios escritos. No hubo respuesta.
Lo que ha ocurrido en estos años es que continuaron los despidos de trabajadores, los medios no cumplen con los laudos aprobados en los Consejos de Salarios ni respetan las categorías; en definitiva, precarización laboral.

En estos días, ocho medios escritos de Montevideo plantearon que el Estado brinde una ayuda para mantenerse en pie.
Coincidimos en que los medios de comunicación son necesarios para mantener una democracia sana y robusta. Hay ejemplos en el mundo en los que el Estado contribuye para ayudar a los medios escritos.

Sin embargo, antes de dar esa discusión, entendemos indispensable un sinceramiento de los responsables de los medios que realizan el reclamo. Es fundamental que se cumpla lo acordado en los Consejos de Salarios. Es fundamental que todos honren sus deudas con el Estado. Es fundamental que los trabajadores cuenten con los elementos mínimos para desempeñar sus tareas en cada empresa.

Luego sí será momento de hacer planteos y analizar junto al Estado cuáles podrían ser las medidas para atender el problema.

Tener trabajadores con buenas condiciones de trabajo y bien pagados son condiciones claves para ofrecer un periodismo de calidad.

Hasta ahora, han sido los trabajadores quienes pagaron por los errores de los empresarios que en los últimos años se embarcaron en proyectos totalmente deficitarios. Cuando esos proyectos fracasaron, el ajuste significó despedir trabajadores, mientras que los responsables siguieron en sus puestos de conducción.

La situación de los medios escritos merece una discusión madura y responsable. Esto no se resuelve solo en una negociación entre empresarios y gobierno. Los trabajadores deben ser parte de ese debate y estamos dispuestos para discutir.

 

CONSEJO DIRECTIVO CENTRAL

ASOCIACION DE LA PRENSA URUGUAYA

Bruselas, 2 de mayo de 2018. - Con motivo de la 25ª edición del Día Mundial de la Libertad de la Prensa, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha expresado que la reciente oleada de violencia contra los periodistas en el mundo es un cruel recordatorio de que no puede haber libertad de prensa cuando los periodistas viven y trabajan con miedo.

La FIP ha registrado 32 periodistas y trabajadores de medios de comunicación asesinados en lo que va de 2018, con un escalofriante índice de 2 profesionales asesinados cada semana. La FIP cree que la crisis de seguridad en los medios reclama una acción global contra la impunidad de los crímenes contra los periodistas. La Federación urge asimismo a los gobiernos de todo el mundo a que se comprometan a defender la libertad de prensa respaldando la propuesta de la FIP para un Tratado Internacional relativo a la seguridad e independencia de los periodistas y otros profesionales de los medios.

La encuesta anual que la FIP realiza a sus afiliados sobre las violaciones de los derechos y las libertades de los periodistas para conmemorar el Día Mundial de la Libertad de Prensa de este año ha revelado un alto número de casos de intimidación, ataques, encarcelamiento y asesinato de periodistas. La impunidad en este tipo de crímenes se mantiene por encima del 90%. Varios testimonios de los afiliados describen un incremento de la violencia contra los periodistas en todo el mundo desde el 3 de mayo del año pasado.

En Afganistán, 10 periodistas fueron asesinados el 30 de abril en lo que parece ser el día más mortífero para los periodistas en una década en dicho país.

En Grecia, el partido político de extrema derecha Amanecer Dorado continúa con su campaña de intimidación contra la prensa. JUADN, un afiliado de la FIP, informó sobre varios casos de violencia e intimidaciones contra periodistas y organizaciones de medios. Dos de esas intimidaciones, una de las cuales involucra al periodista deportivo Aris Asvestas y la otra a las oficinas del periódico Kathimerini en Tesalónica, fueron denunciadas por la FIP y la FEP ante la plataforma para la protección del periodismo y de la seguridad de los periodistas.

En Perú se han producido al menos 92 ataques contra periodistas, según la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP). Por primera vez en dos décadas, las amenazas de litigio se han convertido en la forma más utilizada de intimidación, superando a la violencia física. Ninguno de estos casos ha sido investigado, ha añadido la ANP.

En Somalia, cuatro periodistas fueron asesinados en 2017. The National Union of Somali Journalists (NUSOJ) informó sobre el arresto de 22 periodistas y ataques físicos a otros 8 compañeros. Dos más recibieron una sentencia de dos años de cárcel en 2018 por ¨difundir propaganda contra la nación¨. El sindicato deplora los niveles de impunidad récord que contribuyen al aumento de los ataques contra la prensa en el país.

Ante estos serios ataques contra la prensa, la FIP ha expresado la necesidad de un mecanismo que garantice la rendición de cuentas y que su propuesta de un Tratado Internacional sobre Seguridad e Independencia de Periodistas y Otros Profesionales de Medios ofrece un camino a seguir en ese sentido.

El nuevo Tratado establecería por primera vez normas vinculantes para crear garantías específicas para periodistas y trabajadores de medios. El Tratado proporcionaría una codificación de todas las leyes aplicables incluyendo: la obligación de proteger a los periodistas contra ataques que atenten contra su vida, arrestos arbitrarios, campañas de violencia e intimidación, la obligación de protección frente a desapariciones forzadas y secuestro (por parte de agentes del Estado o bien de actores privados), así como la obligación de realizar investigaciones efectivas sobre supuestas interferencias. También intensificaría el escrutinio internacional sobre ataques contra periodistas y ayudaría a las autoridades nacionales a comprender sus obligaciones internacionales, actualmente fragmentadas en diversas disposiciones convencionales y jurisprudencias para enjuiciar a los culpables. Por último, en el contexto de un conflicto armado, obligaría a tratar a los trabajadores de medios como civiles (y por tanto, objetivos ilegítimos) y a conducir operaciones militares con las diligencias necesarias.

"No podemos celebrar el Día Mundial de la Libertad de Prensa sin pedir a los gobiernos del mundo que asuman la responsabilidad de garantizar la seguridad de nuestros colegas", ha dicho Philippe Leruth, presidente de la FIP. "La libertad de prensa implica que los periodistas puedan trabajar sin miedo. Y abarca el derecho del público a ser informado por un medio libre e independiente. El Tratado Internacional establecería por primera vez normas vinculantes para apoyar la seguridad de nuestros colegas en el cumplimiento del deber de informar".

"Con el devastador ataque contra nuestros colegas en Afganistán el lunes, son 32 periodistas en total quienes perdieron la vida mientras ejercían la profesión este año, es decir, dos periodistas asesinados cada semana", agregó el Secretario General de la FIP, Anthony Bellanger. "Estos asesinatos no deben quedar impunes. Es hora de reconocer que los periodistas están expuestos a riesgos específicos debido a su profesión y de brindarles la protección necesaria. La Convención Internacional se encargará de eso. Instamos a los estados miembros de la ONU a que lo adopten sin demora y asuman un compromiso concreto con la libertad de prensa".


La Federación Internacional de Periodistas (FIP) es la mayor organización mundial de periodistas. Fundada en 1926, en la actualidad representa a unos 600.000 periodistas organizados en más de 187 sindicatos y asociaciones en màs de 146 países. Siga a la FIP en Twitter y Facebook.

El Consejo Directivo de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU) expresa su profundo rechazo al intento de limitar la libertad de expresión por parte del Gerente General de DAECPU, José Morgade, en un acto que encabezó el presidente de la República, Dr. Tabaré Vázquez.

En momentos que el primer mandatario se retiraba del ex Cine del Club Atlético Progreso, donde había inaugurado un Centro Educativo en La Teja, el colega Tomer Urwicz que trabaja para el diario El País, intentó recabar la opinión del Dr. Vázquez sobre temas de actualidad.

En ese momento, lo interceptó el Sr. Morgade qjuien le recriminó el tenor de sus preguntas, manifestando a viva voz: "a quién le estás haciendo el mandado".

La Asociación de la Prensa Uruguaya rechaza una vez más las agresiones y/o presiones que intentan intimidar o cercenar el trabajo de los periodistas que está amparado por el Art. 29° de la Constitución de la República. Lamentablemente, este tipo de agresiones se están reiterando con inusitada frecuencia por lo que exhorta a todas las personas que tienen responsabilidades públicas a respetar el efectivo derecho de informar de los comunicadores en un Estado de Derecho.

La Asociación de la Prensa Uruguaya (APU), único sindicato nacional de los trabajadores de los medios de comunicación, fundado en 1944, ha cumplido un rol fundamental en la defensa de la libertad de expresión, de las condiciones laborales de los trabajadores de la prensa y ha sido un fiel custodio de los valores democráticos, incluso en los momentos más oscuros de la historia de nuestro país.

APU ha sido una de los principales impulsores de la ley 19. 307, que regula el funcionamiento de la comunicación audiovisual, actualmente forma parte de la Comisión Honoraria Asesor para los Servicios de Comunicación Audiovisual (CHASCA), también integrante de la Coalición por una Comunicación Democrática

La APU postula al doctor Antonio Rammauro para integrar al Consejo de Comunicación Audiovisual, cuya conformación está a estudio de los poderes legislativo y ejecutivo.

Dicho profesional posee los requisitos indispensables para formar parte de dicha comisión ya que posee un amplio conocimiento jurídico y conoce profundamente las características del trabajo en los medios de comunicación a partir de su experiencia como asesor de nuestro sindicato en diferentes ámbitos.

La Asociación de la Prensa Uruguaya (APU) repudia los asesinatos de los colegas ecuatorianos Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, trabajadores del diario El Comercio de Quito, quienes habían sido secuestrados el 26 de marzo por un grupo armado disidente de las ex FARC, en la frontera de ese país con Colombia.

APU expresa su solidaridad con los compañeros de la prensa ecuatoriana e insta a los gobiernos de Ecuador y Colombia a efectuar las investigaciones pertinentes para hallar a los responsables de esos homicidios.

Consejo Directivo de APU