• apu@apu.com
  • +598 2901 3695
  • San José 1330, esquina Ejido

Noticias APU

Bruselas, 7 de marzo de 2018. - Los afiliados de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) lideran el impulso para atajar la violencia de género y el acoso en el lugar de trabajo, según revela una nueva encuesta.

En noviembre, la FIP publicó unas estadísticas sobre el verdadero nivel de violencia y acoso que sufren las mujeres periodistas en todo el mundo. La encuesta de seguimiento publicada hoy revela que docenas de sindicatos y asociaciones de periodistas están dando máxima prioridad a este asunto en un intento de enfrentar estas violaciones de derechos humanos y abusos de poder en la profesión.

Pero la encuesta, que cuenta con la participación de más de 50 sindicatos y asociaciones en los cinco continentes, también revela la falta de leyes adecuadas, convenios colectivos, mecanismos de seguimiento, procedimientos para presentar denuncias y el fracaso de los patrones a la hora de implementar las políticas existentes para atajar el problema y apoyar a las víctimas. Todos estos factores constituyen la raíz de una epidemia de violencia y acoso en el seno de los medios de comunicación.

Solamente en un cuarto (27,7%) de los países existen convenios colectivos para periodistas que cubran la violencia de género.

Una encuestada dijo que para evitar el acoso sexista en la redacción, “la dirección me dijo que me pusiera auriculares y viera una película”. Sin embargo, dos tercios de los sindicatos han lanzado campañas y trabajan para atajar la violencia de género.

En Mozambique, el Sindicato Nacional de Periodistas ha ayudado a sacar adelante una ley contra la violencia de género, mientras que en Nepal los sindicatos y asociaciones de periodistas trabajan con los medios de comunicación para desarrollar una campaña con el objetivo de publicar y difundir historias que expongan la violencia contra las mujeres.

En Mongolia, la confederación de periodistas ha llevado a cabo una investigación y ha organizado reuniones para sensibilizar sobre esta cuestión y los derechos de las mujeres. Sindicatos en Ecuador, España y la República Democrática del Congo se encuentran entre los que han organizado formaciones para periodistas siguiendo el mismo esfuerzo de sensibilización.

En Finlandia, el sindicato ha desarrollado sistemas de nóminas que apoyen la igualdad salarial y aseguren el mismo número de representantes sindicales hombres y mujeres.

Muchos sindicatos, entre los que se encuentran los de Sudáfrica, Indonesia, Francia, España y Tailandia, han representado activamente a colegas que padecían acoso sexual o violencia de género.

Otros han creado grupos especiales de mujeres o secciones para facilitar más discusiones y el desarrollo de nuevas políticas. En Turquía, Benín, India y Nigeria, organizaciones de mujeres activas han ayudado a plantear cuestiones relativas a la discriminación y a la violencia de género.

En Canadá, los sindicatos han pasado a la acción presionando sobre cuestiones relativas a la violencia doméstica y captando fondos para refugios de mujeres y labores de sensibilización pública.

En Bélgica, la asociación ha lanzado un estudio para analizar la forma en la que los medios cubren la violencia de género, así como recomendaciones para mejorar una cobertura ética de estos temas.

Pero los resultados también muestran que, a pesar del excelente trabajo llevado a cabo por docenas de afiliados, todavía queda trabajo por hacer para asegurar que los sindicatos en los lugares de trabajo cumplan con los estándares requeridos.

Más de la mitad de los sindicatos tienen una política clara sobre violencia de género en materia de personal y actividades sindicales, pero el 45% de los encuestados dijeron que sus organizaciones no contaban con ella.

De aquellos que cuentan con una política de estas características, el 86% cubre el acoso sexual y más de tres cuartos cubren temas como el maltrato físico y la violencia sexual, pero tan sólo la mitad cubre el abuso económico o financiero y sólo el 58% cubre temas tales como las agresiones sexistas, incluidas las que se producen en línea.

La FIP y sus afiliados van a priorizar el tratamiento de la violencia de género en el mundo del trabajo. A finales de mes, activistas de la FIP ejercerán, junto con otros actores, presión sobre la Comisión de las Naciones Unidas sobre el Estatuto de la Mujer para apoyar un nuevo convenio de la OIT que aborde la violencia de género en el mundo del trabajo.

El Comité de Género de la FIP se valdrá de los resultados de la encuesta para redactar un nuevo plan de trabajo durante su próxima conferencia en España para responder a las necesidades destacadas por los sindicatos. Los afiliados piden más apoyo de la FIP a la hora de:

  • Ayudar a exponer a las empresas que fracasen a la hora de implementar políticas/leyes en el lugar de trabajo relativas a la violencia de género
  • Hacer presión contra las cláusulas mordaza y prácticas de mediación forzada que silencian a las mujeres víctimas de abuso y protegen a las compañías y a los autores
  • Sensibilizar sobre el alcance de la violencia de género en general y sobre los casos individuales • Ofrecer más formación – también online- para periodistas que cubran cuestiones de género
  • Ofrecer a las sindicalistas formación para que tomen conciencia de sus derechos
  • Desarrollar una guía de buenas prácticas y publicar manuales/páginas web para prevenir y abordar la violencia de género
  • Hacer campañas a favor de acuerdos internacionales que cubran la violencia de género
  • Ayudar a los sindicatos a lograr y proteger convenios colectivos que traten cuestiones derivadas de la violencia de género
  • Lanzar campañas específicas que se dirijan a países individuales/empresas
  • Organizar reuniones y conferencias que permitan a los sindicatos compartir experiencias y planificar estrategias para abordar la violencia de género

La copresidenta del Comité de Género de la FIP Mindy Ran ha expresado: “Las dos encuestas de la FIP muestran el inaceptable nivel de violencia y abuso de poder que sufren las mujeres periodistas en todo el mundo y el fracaso de los gobiernos y los empleadores a la hora de abordar estos terribles abusos de derechos humanos. Pero también muestran que los sindicatos y asociaciones de periodistas dan cada vez más prioridad a este asunto y están haciendo campaña para exponer a los autores, señalar el fracaso de las políticas y acabar con la violencia. Estas encuestas muestran que tenemos mucho trabajo por hacer pero que estamos comprometidas a la hora de defender nuestros derechos y nuestra seguridad como mujeres y como periodistas. ¡Alto a la violencia ahora!”.

El presidente de la FIP, Philippe Leruth, ha añadido: ¨Es nuestra responsabilidad como sindicalistas ofrecer una respuesta adecuada a la violencia sufrida por nuestras compañeras. Es asimismo nuestra responsabilidad en tanto que periodistas informar sobre la igualdad de género con la mayor ética profesional. Pedimos a todos nuestros sindicatos afiliados que actualicen sus políticas en los casos en los que exista desigualdad de género, que luchen por convenios colectivos que contemplen cláusulas específicas de género y que reflejen una representación justa, imparcial y ética de las mujeres en los medios de comunicación¨.

 

Por: FIP - Federación Internacional de Periodistas

El jueves 1º de marzo, el juez letrado de Carmelo sobreseyó al periodista Elio Garcia en la denuncia por difamación e injurias que le habían iniciado un empresario y su esposa, funcionaria del hospital de Carmelo, en relación a un informe publicado por este colega sobre la contratación de ambulancias en el hospital público de esa localidad.

Ante esa situación, la APU manifiesta su conformidad con esa resolución judicial. Asimismo señala que seguirá vigilando el derecho a la libertad de opinión y expresión que ejercen los periodistas y no renunciará a dar batalla legal en todos los estrados en defensa del ejercicio profesional de los mismos y enfrentará todos aquellos intentos de censura que se pretenda establecer mediante la judicialización de su trabajo.

CONSEJO DIRECTIVO CENTRAL
ASOCIACIÓN DE LA PRENSA URUGUAYA

Miembros del Consejo Directivo Central de la APU se reunieron con directivos del Club Nacional de Fútbol, para conocer detalles de las nuevas cabinas para las radios y la prensa en general del Parque Central.

El Consejo Directivo Central de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU), reunido en el día de la fecha, ve con profunda preocupación que el Estado uruguayo realice un llamado público para monitorear el "tono" de las noticias que salen en los medios de comunicación, de la orientación ideológica que sea.

La APU entiende que no existe un criterio científico, ni objetivo que justifique esta expresión y que puede ser contraproducente para la libre expresión y tornarse peligroso para el trabajo periodístico, pilar fundamental de nuestra Democracia.

A la APU también le llama la atención que Andebu exprese su preocupación por la libertad de expresión, tomando en cuenta que no difunde, entre otros, los conflictos que implican a los trabajadores de los medios de comunicación.

​Desde el sindicato esperamos que el gobierno nacional escuche nuestro reclamo y tenga más cuidado a la hora de tratar temas tan delicados para nuestra Democracia.​​

Por este motivo, el Consejo Directivo Central de la APU solicitó audiencia con el Presidente de la República, Dr Tabaré Vázquez.

 

CONSEJO DIRECTIVO CENTRAL
APU

Montevideo, 26 de febrero de 2018

 

El próximo miércoles 28 de febrero, el periodista Elio García, redactor responsable de Carmelo Portal, deberá concurrir al Juzgado de Carmelo tras haber sido denunciado por Difamación e Injurias por el titular de una empresa de ambulancias contratada por ASSE y por la esposa de éste, quien cumple funciones en el hospital público de esa localidad.

El pasado año el citado colega y afiliado a la APU publicó informes periodísticos sobre la contratación de servicios privados por parte de esa dependencia pública, donde se desempeñan familiares del empresario beneficiado con la asignación de los servicios. Para realizar ese trabajo, García apeló a informes realizados al respecto por la organización no gubernamental Uruguay Transparente, así como a testimonios de legisladores.

Ante esta situación, la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU) respalda al compañero Elio García ante la penosa circunstancia que debe atravesar por cumplir con su actividad profesional, y advierte sobre el menoscabo que representa para la Libertad de Expresión las reiteradas denuncias judiciales sobre los periodistas.

 

CONSEJO DIRECTIVO CENTRAL
ASOCIACIÓN DE LA PRENSA URUGUAYA

Montevideo, 21 de febrero del 2018

El 9 de febrero la empresa El Observador decidió de forma unilateral y sin previo aviso, el despido de 10 trabajadores. Ante esa circunstancia la APU presentó un reclamo ante la Dirección Nacional de Trabajo (DINATRA) para iniciar negociaciones.

La primera reunión fue el 16 de febrero y en esa oportunidad los representantes de la DINATRA solicitaron a la empresa la suspensión de los despidos, ya que los mismos se realizaron sin previo aviso, como estipula el convenio salarial de la prensa escrita del año 2015. Allí se pasó a un cuarto intermedio hasta el día de hoy 21 de febrero, esperando la respuesta de la empresa.

En esta instancia los representantes legales de El Observador rechazaron la posibilidad de rever los despidos. Además propusieron desarrollar una serie de instancias bipartitas para explicar las razones de estas desvinculaciones laborales y manifestaron su acuerdo a la propuesta ministerial de buscar soluciones de fondo a la crisis que atraviesa el sector.

En este marco:

1) La APU reitera su solidaridad con los compañeros despedidos.

2) Señala que cuatro de ellos están afiliados a nuestro gremio, entre los cuales hay dos que son dirigentes nacionales de la APU y una de las compañeras ha tenido una destacada actividad en la conformación de la Asociación de Trabajadores de El Observador (ATEO), desde sus inicios.

3) La APU rechaza el accionar de la empresa El Observador, dirigida por el Dr. Ricardo Peirano, quién resolvió aplicar un drástico recorte sin respetar el convenio salarial vigente.

4) Este sindicato deja constancia que desde hace un mínimo de seis meses procura reunirse con la cámara de diarios, semanarios y revistas (Adypu), para analizar la situación que atraviesa la prensa escrita y procurar salidas en conjunto. Hasta el momento no se ha obtenido ningún tipo de respuesta.

5) La APU alerta que este tipo de actitudes empresariales complica aún más la fragilidad de los medios de comunicación en formato papel.

6) El sindicato advierte sobre este grave antecedente que constituye lo sucedido de cara a la próxima ronda de consejos de salarios.

 

CONSEJO DIRECTIVO CENTRAL

ASOCIACIÓN DE LA PRENSA URUGUAYA